Cómo preparar el gin-tonic perfecto

como-preparar-gin-tonic-perfecto

Degustar un buen gin-tonic es un lujo para todos los sentidos. Preparar el gin-tonic perfecto es posible si se sabe cómo hacerlo y por eso hoy vamos a ver las claves para que el resultado sea increíble.

  1. La copa. La copa debe ser amplia, puede ser de balón o alargada, pero con unas dimensiones apropiadas para hacer la mezcla bien. Es importante, también, que la copa esté fría; hace que el hielo se mantenga bien durante más tiempo y el sabor también se verá potenciado. Nunca usar un vaso de tubo.
  2. Los hielos. El tamaño del hielo influye en el sabor del gin-tonic, y por eso es importante seleccionar unos que no se derritan enseguida y sean grandes, con buena consistencia y dureza.
  3. La ginebra. Punto esencial para el éxito del combinado. Actualmente hay tal variedad de ginebras que es importante saber elegir; apostar por las de mejor calidad como las que puedes encontrar por ejemplo en rakuten.es será éxito asegurado en la elaboración. Después, con el resto de ingredientes le darás el toque diferenciador. Según su sabor pueden ser más clásicas, más florales, más cítricas, más o menos secas… Dependerá de gustos personales pero es vital elegirla bien.
  4. La tónica. También clave saber escogerla bien para el mejor resultado final del combinado. Tan importante es elegirla adecuadamente como servirla correctamente; hay que hacerlo lentamente para que no se rompa la burbuja y la bebida ha de estar muy fría. Puedes hacerlo con la misma cuchara que has usado para enfriar la copa con los hielos y lograrás que la tónica potencie los aromas y propiedades que tiene la ginebra seleccionada.
  5. El equilibrio en los ingredientes. Que el gin-tonic esté confeccionado con las proporciones apropiadas de cada ingrediente es fundamental. Dicen los expertos que éstas deberían ser una quinta parte de ginebra y cuatro quintas de tónica.
  6. Los complementos. Cada uno de ellos es diferente y aquí ya es cuestión de gustos personales. Regaliz, pepino, fresas, rosas, hierbas aromáticas… La ginebra por sí sola ya posee aromas distintivos por lo que no hay que pasarse con lo que le echemos si no simplemente aromatizar para potenciar todo el sabor de la ginebra sin enmascarar sus propiedades.
  7. Y, finalmente, disfrutarlo. Tomar un gin-tonic se convierte en ocasiones en una especie de ritual, se degusta cada sabor y cada aroma aunque tampoco es aconsejable deleitarse mucho porque los hielos se derriten y esto arruinaría todo el trabajo tan bien hecho.
Imagen: Tanqueray

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel Ara
Escrito por
Isabel Ara
Más artículos de Isabel Ara

10 marcas de ropa de lujo

Repasamos 10 marcas de lujo con las que podemos vestir nuestro armario,...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *